Las instalaciones edilicias de la Planta Industrial, desde su inauguración en 1963, han sido adaptadas y modernizadas, dotándolas de la infraestructura moderna y necesaria, acorde con las necesidades operativas y funcionales actuales y concordantes con los más exigentes niveles de sanidad y calidad alimentaria.

Estas exigencias son producto de una larga trayectoria de exportación de los productos de la empresa a uno de los mercados más exigentes. Tal ha sido esta dedicación a la exportación, que la empresa, hasta el presente, no ha incursionado en el mercado interno, y no por falta de oportunidades, sino por una vocación exportadora de la propia empresa.